LAS VERSIONES


Hace unos días conversaba con alguien sobre la importancia de las versiones de las canciones, porque escuchar interpretaciones diferentes de una canción permite formar algunos criterios de apreciación musical. Pero escuchar diferentes versiones también tiene otras ventajas de las cuales pretendo exponer algunas hoy y conversar un poco al respecto.

Para comenzar hay que decir que cada versión da cuenta de un contexto histórico en el cual fue interpretado. Porque es diferente una interpretación de los años 50 a una contemporánea. Pero no solo hay diferencias de contexto histórico sino en formas de interpretación, ya que dos o más grupos de la misma época pueden hacer adaptaciones de una misma canción, para citar un ejemplo dentro de la música andina colombiana el pasillo del maestro Jose A Morales  tiene múltiples interpretaciones que permiten hacer lectura  de propuestas musicales variadas de diferentes épocas en interpretación de duetos, grupos y solistas, donde se ven desde músicos profesionales que le hicieron bastantes arreglos como duetos tradicionales que reproducen la versión original.

Personalmente, me gusta escuchar diferentes versiones de canciones sin importar el género, porque creo que es la forma más efectiva y pertinente de aprender de música si no se tienen conocimientos técnicos sobre música (como es mi caso). Porque se aprende a reconocer y a valorar cosas tan subjetivas de cada intérprete como la pasión con que canta o el virtuosismo de un instrumentista, incluso se logran percibir estados de ánimo, de una versión a otra del mismo artista, así mismo se aprende de aspectos un poco más técnicos como los arreglos que hacen los diferentes grupos a una misma canción.  

Pero también hay que decir que no todas las versiones son buenas, en todas las músicas del mundo se ven adaptaciones que parecen más una burla que una adaptación. Porque no tienen el más mínimo respeto por la canción que están interpretando, para citar un caso que muchos aun recuerdan es la versión de “Música Ligera” la canción ícono del rock latinoamericano y que el cantante vallenato Jorge Celedón en un programa de televisión colombiano interpretó lo cual fue tomado por muchísimas personas como un irrespeto a una canción tan importante. Pero también recuerdo y no con mucho agrado la versión que el grupo mexicano de rock “Jaguares” hiciera de un éxito latinoamericano la “Negra Tomasa”  donde sencillamente le quitaron todo el sabor del Caribe que contiene esa canción, para montarla en formato propio del rock, lo que a mi parecer se percibe como un olvido todo el valor agregado de esa canción.

Como conclusión hay que decir que las versiones en la música significan cambios sociales, cambios en las tendencias musicales y también son una forma de conocer sobre música. Pero así mismo es necesario que haya cierta responsabilidad a la hora de interpretar algunas canciones que tienen un valor cultural por lo que representa elaborar una canción en otro ritmo diferente al en el que fue compuesto, y más si se trata de ritmos musicales folclóricos que tienen una carga histórica, cultural y hasta emocional tan importante.

Comentarios