Maestro/Maestra de la MAC


Hace poco en diálogo con una compositora de Música Andina Colombiana (MAC) hablábamos de la utilización del término maestro/ maestra en el entorno de este género, y fruto de lo compartido me quedaron varias inquietudes e ideas que quiero compartir con ustedes hoy.

La verdad esta semana he pensado bastante sobre lo que significa el ser maestro y sobre algo que pasa al interior de la MAC donde es muy claro que hay un abuso del término, lo que ha creado una sociedad del mutuo elogio que empieza con el término maestro/ maestra a todo quién compone. Y creo que para ser llamado así, es necesario hacer más que componer.

Para mi, ser maestro es tener un estilo propio que se perciba en cada composición, por ejemplo cuando uno escucha un bambuco del maestro Luis Carlos González se da cuenta qué es de él por el estilo particular que tuvo el maestro al escribir. Así mismo, quien es maestro/maestra debe ser un referente para otros compositores e intérpretes como es el caso del maestro José A Morales, quien aun hoy es un referente para muchos que desean hacer música  de la zona andina colombiana. Pero en la MAC actual hay un fenómeno que se ve primordialmente en los festivales, es que a todo quien compone se le llama maestro y creo que eso hace perder credibilidad al concepto de maestría como tal. No tengo nada en contra de los nuevos compositores, es más, los admiro profundamente por estar construyendo la historia musical contemporánea del país, pero no todos tienen un estilo definido, ni son inspiración para quienes apenas comienzan, aunque la gran mayoría de ellos van camino a eso.

Incluso hay otro elemento para poder ser llamado maestro, que desde el plano puramente técnico puede ser primordial, aunque que en otros aspectos no necesariamente lo sea. Estoy hablando sobre el virtuosismo musical e interpretativo, lo cual marca una diferencia entre quien es compositor y entre quien es un maestro.

Yo personalmente, reconozco sin problema que utilizo el término maestro y maestra con tanta frecuencia que en ocasiones me resulta tedioso, además hago parte de ese grupo de gente que a casi todos los compositores les dice maestros, pero en su mayoría es a quienes son de un rango de edad medianamente alto por lo cual el término maestro/maestra es con el fin de expresarles mi respeto (que otros lo harían diciendo don, doña, doctor, doctora). A aquellos compositores más jóvenes no les digo maestros porque creo que es como subirles la edad  y las experiencias de vida con una sola palabra. Obviamente también le digo maestro/maestra a quien considero que tiene un estilo propio, es influencia para otros en la composición e interpretación y por su virtuosismo como compositor.

Creo que es importante reducir la sociedad del mutuo elogio, es decir, disminuir la frecuencia  de eso de decirle a todos los compositores “Maestro”, para que una palabra que tiene tanta importancia en la historia del arte y en especial de la música, no quede simplemente con una indicación de respeto a una persona que se admira por lo que hace, sino a personas que en realidad lo sean, lo que cual en la MAC resulta fácil porque hay muchas compositores y compositoras que tienen todas las cualidades para ser maestros, pero tampoco hay que magnificar el trabajo de todos.

Comentarios

  1. La sociedad del mutuo elegio! jaja :P. Que agradable leer Tiple Colgado. Estaré pendiente de todas las publicaciones, que es un trabajo bien bonito el que hace por estos medios Foco!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario