FESTIVAL BANDOLA, UNA FIESTA POPULAR


Después algunos años de recibir invitaciones de distintas personas para ir al Festival Bandola, este año asistí para corroborar los comentarios que había recibido desde hace años, ya que me contaban que  por múltiples aspectos este festival era algo único en el medio de la Música Andina Colombiana (MAC). Y precisamente hoy deseo expresar los elementos más relevantes de un festival que me sorprendió por los conceptos implícitos que aparecieron en distintas dimensiones. 

Quiero empezar por el elemento que en mi criterio es más valioso del festival, es el concepto de fiesta popular que se percibe en cada espacio, pero especialmente en el ambiente fraterno y carnavalesco que se vive en la “Plaza de la Concordia” donde las músicas colombianas son el punto de encuentro y el motivo para disfrutar de todo lo emocional y artístico que mueve el Festival Bandola. Dicho concepto implícito de fiesta popular, cuenta con el hecho que todos los eventos del festival son gratuitos, lo que ha contribuido a que la gente de Sevilla sea cercana al festival, cosa que no pasa en todos los festivales y concursos de MAC, ya que para nadie es un secreto que en algunos eventos la población local se siente excluida porque no hay nada donde puedan ir a conocer sin tener que pagar. Y que el Festival Bandola tenga esta mirada integradora es un gran aporte y una lección para muchos otros espacios que procuran difundir la MAC.

Hubo un evento que me impresionó por lo innovador dentro del mundo de la MAC, y fue el alegre y emotivo “Carnaval de Abrazos” donde participantes del festival, organizadores, niños de colegios, grupos musicales, entre muchas otras personas hicieron un recorrido por las calles de Sevilla, con disfraces, música y mucho color, mientras que turistas y especialmente ciudadanos del municipio veían y aplaudían ese derroche de imaginación y conciencia que las músicas tradicionales son para toda la población.

Otro de los aspectos que llamó poderosamente mi atención, es el numeroso público joven en los eventos realizados, ver una Plaza de la Concordia atestada de jóvenes, y de distintas edades, tiene que decirnos que las músicas colombianas si pueden llegar a muchos públicos, que solo falta tener espacios que convoquen a quienes solo quieren bailar o compartir sin necesidad de saber mucho, porque cada vez más los festivales de MAC se vuelven eventos para público especializado. Pero el Festival Bandola lleva una cantidad de propuestas de muy buen nivel y distintas tendencias, a todos por igual, lo cual considero que es un acierto inmenso, para formar nuevos públicos.   

Después de percibir y analizar muchos espacios, discursos, símbolos y conceptos construidos por el Festival Bandola, busqué profundiza,r analizando a las personas que encabezan la organización, y evidenciar que el Grupo Bandola tiene un discurso que es totalmente consecuente con todo lo que pasa por el festival, y si se mira más allá, este discurso está expuesto en sus canciones, porque son canciones para todos, historias cotidianas, picarescas, canciones que encuentras en cada esquina de Sevilla. Y entonces se descubre que el Festival Bandola es una extensión de toda una forma de pensar, que viene desde hace 30 años y que desde hace 18 se hizo festival.   


Para terminar, no solo quiero reconocer públicamente el aporte a la difusión de las músicas colombianas realizadas por el Festival Bandola, sino hacer énfasis en las lecciones que están dando para otros espacios de la MAC, porque lo que se está haciendo en Sevilla no solo es digno de divulgar, sino que es una necesidad latente, para ver más gente, más diversidad y más carnavales al calor de la MAC. 




Comentarios