SOBRE DIAPASÓN EN ACUARELAS

Hoy, quiero compartirles mis impresiones sobre un trabajo musical que me ha sorprendido por una carga innovadora dentro de la Música Andina Colombiana (MAC) que contiene múltiples aspectos estéticos que son los que precisamente deseo compartir con cada lector.

Estoy haciendo referencia al trabajo musical que lanzó como solista, el compositor Luis Fernando Hermida, (recordado en los últimos años, por ser el guitarrista del grupo OÍ). Hay que decir el maestro “Lucho” es un compositor que ha sido ganador en varios festivales de MAC con obras inéditas como “Canción de Luna” o “Al caer el Sol” solo por mencionar dos.

En su trabajo llamado “Diapasón en Acuarelas” encontramos sus composiciones interpretadas por múltiples cantantes de distintos géneros, con un nivel vocal alto que no solo permite disfrutar de composiciones musicalmente muy bien hechas, sino de unas interpretaciones totalmente consecuentes con la idea que se pretende dar a conocer. Cantantes del nivel y reconocimiento de: Maria Olga Piñeros, Luz Marina Posada, Juan Consuegra, Gustavo Adolfo Rengifo, Alejo Garcia, entre muchos otros que han hecho de “Diapasón en Acuarelas” un producto artístico realmente atractivo.

En el párrafo anterior mencioné el término producto artístico, porque el propio Luis Hermida así lo concibió, porque la parte musical está cuidadosamente hecha, ya que el trabajo está dividido en tres momentos: “De Amores y Desamores”, “De Fé y Esperanza” y De Búsquedas e Incertidumbres” lo cual marca un proceso de composición y de formas de expresarse artísticamente distinto a lo tradicional. Adicional a eso, “Diapasón en Acuarelas” cuenta con un aspecto que para mi resulta innovador, toda vez que tiene todo un trabajo estético a partir del dibujo en acuarelas de cada canción, como una parte del producto artístico. Las acuarelas fueron realizadas por Mariana Leyva, artista plástica residente en Barcelona, España.

“Diapasón en Acuarelas”  es una introspección en las nuevas tendencias de la MAC, ya que hay guabinas, valses, pasillos y bambucos, con sonoridades diferentes, pero con la esencia de los ritmos andinos. Y esto es muy importante para los nuevos aportes a una MAC, que se resiste a ser encajada en contextos estáticos de quienes que creen que una construcción cultural puede estar sometida a marcos conceptuales tradicionales e inamovibles.


Por todo lo anterior, celebro productos artísticos hechos con tanta innovación, y a la vez con un conocimiento de género que pocos tienen tan claro, lo que sin duda es lo que ha permitido hacer de “Diapasón en Acuarelas” un trabajo diferente que invita a ser conocido en profundidad.  

Comentarios

  1. he tenido la fortuna de escucharlo interpretando su guitarra de "siete" cuerdas, excelente guitarrista

    ResponderEliminar

Publicar un comentario