RETOMAR EL DIALOGO

Después de más de año y medio de no escribir en este espacio, que fue el inicio para lo que he logrado realizar en la difusión de la música andina colombiana (MAC), decidí retomar este apasionante vicio de escribir y más (en mi caso) sobre temas relacionados con la MAC y la cultura. Y aquí estoy, con la firme intención de volver a abordar temas desde mi perspectiva, que siempre parte basado simplemente en lo que escucho, y como siempre lo he dicho, soy solo un oyente de la música tradicional de la región andina colombiana que expresa sus impresiones con respeto de todo quien difiera o esté de acuerdo de lo expuesto en este TIPLE COLGADO.

La pregunta sobre el por qué escribir sobre música andina colombiana, es algo que desde Julio de 2009 cuando empecé con el blog, y hasta hoy sigue encontrando respuestas. Una de ellas y quizás la más importante, es por el placer de compartir las nuevas tendencias de nuestra MAC, porque es mucho lo que se produce y lo que se publica, y es reducido el público al que llega, si se le compara con otras propuestas musicales de menor calidad, incluso dentro de las mismas músicas colombianas.

Por esta honesta terquedad, de querer visibilizar propuestas agradables al oído, realizadas por cientos de personas que siguen componiendo e interpretando una construcción cultural llena de visos y realidades. Así mismo, por desear el dialogo con miles de personas de escuchan y vibran con esto, que las redes sociales virtuales han multiplicado me hicieron retomar la escritura aquí, para ir más allá de la actividad dominical del espacio de Facebook (https://www.facebook.com/pages/Tiple-Colgado/222504874442472) donde comparto videos de esas nuevas tendencias bajo alguna temática específica.

Gracias a esas ganas de seguir visibilizando este apasionate mundo de la MAC es que deseo invitarlos a volver al diálogo y al compartir la realidad de una expresión cultural que no está muerta, que no hay que rescatarla, solo hay que mostrar todo lo que se realiza. Solo puedo terminar diciendo, bienvenidos a conversar con un tiple colgado porque la música de la región andina colombiana no solo se canta, sino que también se escribe y se dialoga.

Comentarios