ENTREGAR TIPLE, ENTREGAR EL LEGADO.

El pasado sábado 2 de Septiembre se llevó a cabo en el Museo Nacional de Bogotá, un concierto como preámbulo a un emotivo suceso que sin duda quedará para la historia de la música andina colombiana. El maestro David Puerta de 77 años (Ingeniero hidráulico y tiplista reconocido por haber escrito el libro Por Los Caminos del Tiple en 1988, y por toda la investigación que ha hecho sobre nuestro instrumento colombiano) decidió entregar su tiple y simbólicamente todo su legado al joven músico y tiplista Diego Bahamón.  

Este importantísimo hecho hubiera pasado inadvertido sino fuera por la estupenda idea del maestro Gustavo Adolfo Rengifo (Cantautor, tiplista, gestor cultural e ingeniero civil) de realizar un evento público para que muchas personas presenciaran lo emotivo y lo emblemático de dicho gesto. Y qué mejor forma de celebrar este suceso que teniendo como preámbulo un concierto de 4 de los más reconocidos tiplistas de la historia reciente del país: Oriol Caro, Lucas Saboya, Juan Pablo Hernández, Gustavo Adolfo Rengifo y por supuesto, Diego Bahamón. En el concierto cinco estilos diferentes de interpretar el tiple, 5 formas de expresar sentimientos con nuestro instrumento nacional se manifestaron, cada estilo maravilloso, lleno de referencias a otros tiplistas como evidencia de un estilo de vida construido alrededor de la música andina colombiana.

Al finalizar la intervención de estos 5 extraordinarios músicos, llegó el momento para el cual habíamos sido convocados: Presenciar como uno de los más grandes entregaba su legado a quien es sin duda uno de los músicos jóvenes más estudiosos del instrumento, toda la sabiduría del maestro David Puerta quedó en excelentes manos.

El maestro David, antes de entregar su tiple contó algunas anécdotas que nos permitieron entender que el instrumento no era cualquiera, especialmente cuando el propio dueño del tiple contó que la primera persona que tocó su tiple recién entregado fue el nada más ni nada menos que el gran maestro Jose A Morales en 1976 durante una tertulia en Ginebra Valle en los inicios de lo que después se llamó Festival Mono Núñez. No pude evitar emocionarme cuando el maestro Puerta empezó a interpretar  a capella un fragmento de Prefiero No Verte bambuco del maestro Jose A (https://www.youtube.com/watch?v=EOqONzjIO2g) haciendo alusión a la primera canción que se escuchó en su tiple.

Alguien se podrá preguntar ¿Por qué me emocioné tanto cuando el maestro Puerta interpretó ese fragmento del mencionado bambuco? Resulta que a esa obra le debo mi amor por la música andina colombiana. Este tipo de cosas siempre me recuerdan el profundo valor emocional que tiene la música.


Este grandioso momento para la historia de la música andina colombiana empezó a cerrarse cuando Diego después de un emotivo abrazo le dio las gracias públicamente al maestro David por haberle entregado por medio del tiple su legado y la misión de seguir construyendo la música tradicional de la región andina colombiana. Labor que sabemos que este joven, talentoso y estudioso músico continuará sin problema. El concierto no pudo terminar de mejor forma, con la interpretación de los cinco tiplistas de un clásico de nuestra música andina colombiana: Bochica de Francisco Cristancho.

Comentarios