SE BUSCAN NUEVOS PÚBLICOS


La semana anterior, conversé con alguien sobre la necesidad de formar nuevos públicos para aquellas propuestas musicales que poco suenan en la radio y que reciben poca difusión por considerarse de un público reducido, como es el caso de la música de Cámara, grupos de Jazz y obviamente grupos que interpretan música andina colombiana estos últimos casi que solo se escuchan en los festivales y concursos del género, y en la mayoría de las ocasiones se quedan en el olvido propuestas musicales tan variadas y tan ricas que por no tener difusión terminan quedándose en pequeños grupos de personas poseedoras de colecciones y de piezas musicales que muchísima gente valoraría si solo pudiera tener acceso a ellas. Pues bien, lo que intentaré plantear hoy es buscar y proponer algunas alternativas para la difusión y por qué no buscar un poco de popularización de dichas propuestas.

Considero importante ayudar a formar nuevos públicos, jóvenes preferiblemente,  para garantizar que la música no solo perdure sino que esos nuevos públicos también puedan aportar en la actualización de las propuestas y de alguna manera hagan música, porque si resulta fundamental abrir nuevos espacios, donde la inclusión se haga evidente para quitarle un poco de fuerza a algunos planteamientos con fines eruditos que cierran grandes propuestas musicales a unos pocos negando la posibilidad no solo a quien escucha sino a quien hace la música de dialogar con otro tipo de público que le permite implementar nuevos lenguajes un poco menos acartonados para que lleguen a más personas.  

Por ejemplo para el caso específico de la Música Andina Colombiana (MAC) es muy importante no solo seguir fortaleciendo los espacios de los festivales y concursos como punto de encuentro de las nuevas propuestas y los nuevos compositores, sino que así mismo se hace necesario sacar todas esas propuestas de los festivales como espacio único de encuentro para buscar esos nuevos públicos, llegar a aquellos que no saben ni siquiera de la existencia de los festivales y menos de la existencia de las nuevas propuestas, pero que estoy más que seguro que al escuchar las propuestas contemporáneas de la  MAC se van a acercar y ¿esto cómo se logra? Con dejar creer que la música nuestra es música es de élites o de unos pocos, creer y saber que al ser una parte música nacional con tanta trayectoria y con tanto contenido que interesa a muchísimas personas sin importar que sepan o no de MAC, pero tiene el derecho de saber qué es lo nuevo, para cambiar el concepto que muchos tiene de “música de viejitos” que ha perjudicado directamente a los músicos  y a quienes nos gusta difundir las nuevas propuestas porque cada que se va a hablar de MAC hay que explicar la realidad e incluso hay que explicar la diferencia entre música colombiana y música andina colombiana.

También tengo otra propuesta para buscar nuevos públicos aunque quizás muchos músicos y compositores y compositoras no estén de acuerdo conmigo y para otros y otras será una obviedad,  pero considero que es una buena forma de que más personas escuchen más personas. La propuesta es sencilla, es regalar música, obviamente no regalar todo el trabajo discográfico, pero algunas canciones si, regalárselas a gente joven que pueda escucharla en su reproductor de música o en lugar que desee, lo cual es una forma de presentar lo nuevo, con lo cual estoy más que seguro que generará un nuevo público que valorará de igual forma y hasta más como lo disfrutan las minorías.

Para terminar, esta entrada no es más que un llamado más -de los muchos que se han hecho aquí- para abrir los círculos de quienes escuchan las propuestas musicales contemporáneas en diferentes géneros que son poco escuchados.

Comentarios