Apuntes sobre el 37 Mono Nuñez


Una semana después de haber terminado la versión número 37 del Festival de música andina colombiana Mono Núñez, quiero compartirles algunas de mis reflexiones frente a lo que viví durante 3 días en el acogedor municipio de Ginebra Valle.

Empecemos por hablar de los ganadores en las diferentes modalidad y categorías, en cuanto a la modalidad instrumental el gran premio Mono Núñez (máximo galardón del festival) se lo ganó  el grupo Ida y Vuelta un trió instrumental de Ginebra, lo cual hizo mucho más emotivo el triunfo, al ser no solo de la tierra del festival sino porque pertenecen a la escuela Canto por la Vida, que es una fundación que enseña música a los niños y niñas de Ginebra. El segundo puesto lo obtuvo Nocturnal Santaderiano, un excelente grupo mixto. En cuanto a la decisión como tal no tengo objeción alguna, es más creo que el nivel instrumental este año (al igual que en otros) estuvo en un nivel muy alto, por lo cual la decisión supongo que fue bastante compleja. Eso si debo manifestar que me extrañó no ver en las finales a un grupo con la trayectoria y el talento como Clarinnova, y no lo digo porque sean del departamento de Caldas, sino porque es un grupo muy talentoso como para estar por fuera de las finales.

Frente al gran premio en la modalidad vocal, si debo expresar varias cosas, la primera de ellas que con todo el respeto del jurado y del solista, no comparto la decisión, porque desde una perspectiva puramente subjetiva este intérprete no me transmite emociones cuando canta, cosa diferente me pasó con el grupo que obtuvo el segundo puesto Vocal Sin Tiempo, del valle del Cauca es un grupo masculino con una calidad interpretativa que se le transmite emoción a quienes los vemos, creo que el gran premio debió haber sido para ellos. Lo repito, desde mi visión netamente personal, y siendo muy respetuoso con el trabajo desarrollado por Jhon Jairo que merece ser valorado, independiente que sea o no de mi gusto.

También quiero hablar sobre las obras inéditas, que por lo que pude montar causó mucha ampolla. La obra ganadora instrumental fue una brillante ejecución  de Nocturnal Santaderiano quién se llevó el primer puesto en dicha categoría con total complacencia del público. El debate estuvo en los dos puestos restantes: “Aun Llueve” del solista de guitarra Juan Pablo Rodriguez y “Danza de las Emociones” Danza en 5/4 de Francisco Casas interpretada por Trilaud trío instrumental, esta última tiene como característica primordial un cambio de velocidad al ser en 5/4 representaba una variación sumamente interesante y valiosa para el avance académico de la  música andina colombiana, que para mi gusto personal debió de ser más reconocida y premiada mínimo con el segundo puesto, por apostarle a innovar en nuestras músicas.

Respecto a la obra innédita vocal, estaban en concurso: Guitarra Canta Bambuco, del maestro Fernando Salazar Wagner, Dímelo – Guabina de la maestra Maria Olga Piñeros  y Andariego de Armando Lenis. La obra ganadora fue la segunda, personalmente me gustó más la del maestro Fernando, pero cuando el domingo en la noche durante la final se anunció la obra ganadora sucedió algo realmente reprochable desde cualquier punto de vista.

Alguna parte del público cuando se dijo que la obra ganadora era la de la maestra empezar a silbar y a abuchear  para mostrar el desacuerdo con la decisión del jurado, lo que me pareció absolutamente vergonzoso, porque no solo es una falta de respeto con la decisión del jurado sino con una persona como la maestra Maria Olga Piñeros, la cual ha aportado no solo mucho a la música andina colombiana con sus composiciones sino con la formación de interpretes que hace en su trabajo profesional, por lo cual merece ser muy respetada y abuchear su obra es olvidar todo lo que ha hecho por lo que hoy se hace. Es más, así no fuera una persona que ha hecho un aporte tan grande a la MAC (Música Andina Colombiana) tampoco es justificable tan censurable acto de irrespeto a quien se toma el esfuerzo de componer y de construir los nuevos lenguajes de la MAC.

Quiero reiterar que las opiniones aquí expresadas son netamente subjetivas y no están en contra de nadie, es más, es algo que trato de decir con todo el respeto posible por cada uno de los intérpretes y compositores que participan en un festival tan importante como el Mono Núñez.

Para finalizar,  quiero llamar la atención porque me pareció totalmente acertado por parte de la organización del festival es la designación de Juan Consuegra como presentador oficial del concurso, creo era necesario poner alguien como el perfil de Juan, carismático y conocedor de la MAC, lo que en anteriores ocasiones vi como una falencia del hombre que acompañaba a Maria Isabel Saavedra en la presentación. Pero después de ver a tan buenos presentadores en una compenetración con el público tan agradable creo que hay buenos presentadores para rato en el festival.

Comentarios