LA ESENCIA DE JESSICA


El año anterior conocí a una intérprete de Música Andina Colombiana (MAC), que yo desconocía pero que tenía un gran recorrido en los festivales, ya que empezó su carrera en el festival infantil Cuyabrito de Oro en el año 2001. De ahí en adelante vinieron reconocimientos y triunfos en el medio, y este año cumple un sueño -como ella misma lo expresa- al grabar su disco, sobre el cual deseo contarles mis percepciones.     

Para empezar, les cuento que Jessica Jaramillo, es una cantante nacida en Sevilla – Valle, con fuertes vínculos emocionales y profesionales con el departamento del Quindío. 

Con respecto sus cualidades como cantante, hay que decir que es una voz que llama la atención, por su potencia y capacidad de interpretación, también es necesario mencionar que la acompañan; Diego Ariza en la guitarra y en la percusión, Alexander Vargas. Con ese acompañamiento platean un formato muy interesante que permite que la voz de Jessica se sienta en toda su dimensión.

Después de escuchar en repetidas ocasiones el trabajo musical de esta gran intérprete, me llamó muchísimo la atención el repertorio escogido para el disco, me gustó que son en su gran mayoría canciones recientes, bambucos y pasillos que no tienen mucho tiempo de compuestos, lo cual es un elemento innovador, porque muestra una intención clara en apostarle a los nuevos lenguajes de la MAC, es muy valioso encontrar composiciones de Fáber Grajales, María Isabel Saavedra y luz Marina Posada entre otros. Esto demuestra que Jessica es una de las nuevas intérpretes producto de un proceso de formación al interior de la MAC, ese mismo proceso que no todos quienes cantan las músicas de la región andina colombiana tienen, y que por eso mismo abandonan muy rápido este género musical que necesita acompañamiento, altos y bajos, competencia, proceso que Jessica evidencia en cada interpretación.

Dentro del disco llamado Mi Esencia, se encuentran una selección de pasillos, bambucos y una cumbia, que permiten disfrutar la de una voz fuerte que irradia sentimientos, especialmente con un bambuco que sin lugar a dudas está en la memoria de muchos por la interpretación que hizo Jessica, estoy hablando de Decir Adiós, de Maria Isabel Saavedra, canción con la cual obtuvo dos de los grandes premios de la MAC en el Concurso Nacional del Bambuco Luis Carlos González en Pereira y Antioquia le Canta a Colombia.
Como conclusión, quiero reconocer en el trabajo discográfico de Jessica, Diego y Alexander, un gran esfuerzo por proponer algo nuevo, que se percibe muchos aspectos como el formato del grupo, el repertorio escogido, y la calidad de la grabación. Definitivamente es un muy buen trabajo que puede ser ejemplo para muchos artistas porque es claro que es producto de un proceso de maduración musical.

Por todo lo anterior, y muchos más argumentos que espero que ustedes puedan descubrir, es que vale la pena adquirir el disco, porque estamos frente no solo a una gran intérprete sino ante a toda una forma de ver la MAC.

*Fotografía: Diego Fernando Tabares

Comentarios