CHICORAL, MÁS QUE MÚSICA, PROYECCIÓN SOCIAL


Hoy quiero compartirles mis impresiones sobre un trabajo discográfico de un grupo de MAC (Música Andina Colombiana) que detrás de una propuesta musical tiene todo un componente de integración social y trabajo comunitario bastante valioso. Estoy haciendo referencia al grupo de la Escuela de Música de Chicoral. (Chicoral, es una vereda del municipio de La Cumbre en el departamento del Valle del Cauca). 

Deseo iniciar contando que este grupo lo conozco desde hace un par de años por la participación en algunos de los festivales de MAC, donde cada vez van ganando más prestigio por sus interpretaciones, una de ellas es esta hermosísima versión del pasillo Me llevarás en Ti, compuesto por el maestro Villamil (http://www.youtube.com/watch?v=DGUa29rDtcs)  la cual, es en mi criterio la mejor que he escuchado por la riqueza musical y estilo particular que le imprimió este grupo de talentosos jóvenes.

Al principio mencionaba que detrás de este grupo hay un componente de trabajo comunitario. Pues bien, este grupo de jóvenes resultaron interpretando los ritmos andinos porque en la vereda Chicoral hay una empresa de Té, que como parte de su responsabilidad social, de la mano de otras instituciones y personas apoyan a una escuela de formación musical. Hasta ahí no hay nada de diferente, ya que son muchas las empresas y personas que financian grupos de formación artística. Lo que hace diferente al grupo de la vereda Chicoral, es que el proyecto fue más allá de enseñar sino que los proyectó, ya que gracias a la dirección musical del maestro Fernando Salazar Wagner, quien por su amplia experiencia en festivales de MAC, formó un grupo de jóvenes pertenecientes a la escuela y los dirigió de manera tal que iniciaran a participar en festivales y concursos de MAC, y como fruto de ello, el grupo obtuvieron el premio al mejor grupo mixto vocal en el pasado Festival del Pasillo Colombiano en Aguadas – Caldas, y el gran premio en el festival Antioquia le Canta a Colombia, esos son solo los más recientes de muchos que han ganado en los últimos años.

Como análisis del trabajo discográfico puedo decir que es un trabajo bien hecho, con una selección musical variada dentro del repertorio tradicional y contemporáneo de la MAC lo cual permite apreciar la versatilidad de este grupo de jóvenes, así mismo, es muy claro que han hecho un proceso de formación con los ritmos musicales tradicionales de la región andina colombiana. Pero lo que más me gusta más allá de lo musical, es el proceso de proyección comunitaria y la utilización la MAC como herramienta para mostrar otro tipo de realidades a jóvenes de zonas rurales. Eso me parece lo más importante, porque evidencia que con la música andina colombiana si se pueden vincular procesos sociales que abarcan más que la formación puramente musical. 

Por todo lo anterior, celebro y recomiendo la producción discográfica de la Escuela de Música de Chicoral gracias a todos los componentes sociales, culturales y musicales que tiene implícitos. Espero que sigan construyendo desde su realidad la historia de la MAC. 

Comentarios