BANDOLA, BAMBUQUEROS DE MI TIERRA


En la música andina colombiana hay un grupo que despierta los afectos de todo quien lo escucha, ya sea conocedor o no, queda encantado con unas letras frescas, alegres y con un ritmo que invita a bailar, y disfrutar con el folclor andino colombiano.


Este grupo demuestra que la música andina colombiana es alegre y picaresca, con canciones pegajosas como “Listos para la Foto”, “El turumbis tumbis” o “El Coroteo” que es la narración de un trasteo en un pueblo, una forma pícara de plantear la moral de un pueblo a la hora de tener que mostrar la casa a todos cuando no se desea, ya que termina con una contundente frase, “Si usted se va a corotiar, hágalo de nochecita porque hay mucho mirón pa´ que no le vean los rotos ni las manchas del colchón” canciones como esta, ponen a una cantidad de personas a bailar como quizás se hacía unos 80 o 90 años atrás en la zona andina colombiana.


Bandola, representa un estilo en la música andina colombiana, un estilo que pocas veces se encuentra en las actuales interpretaciones, se podría decir que es una cualidad que solo tiene Bandola en este momento, esto muestra una de las deficiencias en la música de la zona andina del país, ya que pocos son los que se acuerdan de una línea alegre, de “parranda” en las cuales la gente del común, es decir aquellos que solo disfrutan el baile como tal, -actitud que es totalmente respetable, nada tengo contra ellos- disfrutan hasta la saciedad bailando y cantando al ritmo de Bandola. Es más, esta condición es la que permite acercarse de una forma alternativa a la música andina colombiana, debido que por medio del baile son pocos los que se acercan al mencionado género musical, cosa que no pasa con el folclor de la costa atlántica y la costa pacífica del país, ya que la gente se aproxima a dicho folclor por medio del baile, esto resulta normal por las características rítmicas de la música tropical.

Por todo lo anterior soy un admirador de Bandola, no solo por su propuesta musical, sino por la energía que dejan fluir en el escenario, porque nos hacen bailar y bailar hasta el cansancio demostrando que nuestra música andina colombiana si se puede bailar y que no todo es melancolía. Porque nos dejan “LISTOS PARA LA FOTO”

GRACIAS A BANDOLA

Comentarios

Publicar un comentario