EL VALOR DE TERTULIAR

En las últimas semanas he podido disfrutar de unos espacios enriquecedores no solo para mi interés sobre la MAC, sino para compartir con personas que sienten la misma admiración por nuestros aires andinos colombianos.

Estos espacios son las tertulias musicales, que contienen un inmenso valor cultural, ya que estas no son más que un ejercicio de difusión por medio de la tradición oral, además de ser una oportunidad inmejorable de compartir conocimientos y vivencias que fortalecen las manifestaciones culturales, tal y como sucedió con la trova, que nació producto de conversar y contar historias con un tiple y una guitarra, aunque el origen de la música andina colombiana no está muy lejos de ello, porque en sus inicios rurales, posiblemente al calor de unos tragos surgieron algunos de estos aires musicales autóctonos de ritmo pegajoso.

Probablemente en aquella época en la que no se hablaba de bambucos o pasillos sino de cantos patrióticos, aquellos que acompañaron la revolución comunera o a Bolívar en su gesta libertadora. Las conversaciones para planear la trasformación del país también podrían estar acompañadas de música que inspirara a muchos a tomar las armas para defender la causa nacional.

Las tertulias pueden ser de diferentes formas, una es con músicos y compositores que comparten algunas de sus obras,con otros así no sean músicos, lo cual normalmente se convierte de retroalimentación entre todos los participantes, normalmente está acompañado de licor a la madrugada dentro de un ambiente bohemio, la importancia cultural de este tipo de tertulia reside precisamente en la retroalimentación que permite la actualización de los discursos implícitos en las composiciones, ya que al compartir varios compositores ineludiblemente se van a encontrar visiones diferentes frente a un mismo tema, como puede ser el amor, sin lugar a dudas el tema más frecuente de composición en la música, no importa el género.

Otra forma de tertulia puede denominársele más de corte académico donde varias personas se sientan a debatir -para este caso- sobre música andina colombiana sustentados en lo escuchado en ese instante toda vez que para debatir se apoyan en algunas canciones que den pie a discusiones,  este tipo de debate no es muy apetecido por algunos por considerarlo intelectual y hasta cierto punto aburrido por no contar con la presencia de músicos en vivo, pero tiene un valor intelectual y cultar importantísimo por permitir hacer un análisis profundo de lo que se escucha.

Además de las dos mencionadas formas de tertulia, pueden existir muchas más pero lo ralamente importante de cada uno de dichas formas, es la posibilidad de la socialización de composiciones e impresiones de lo que se comparte, además como ya se dijo antes, el valor de la tradición oral aportado en las tertulias no solo es una herramienta de difusión supremamente interesante y necesaria, sino que el compartir por medio de la palabra hace más rico el folclor en posibilidades no solo musicales también de poesía, de narrativas y de muchos otros elementos implícitos que van surgiendo con el hecho de conversar sobre un tema que fortalecen el folclor del país.

Por todo lo anterior y muchas cosas más, me confieso un admirador y amante de las tertulias musicales así no sean de música andina colombiana, lo importante es compartir para enriquecer la mente por medio el poder inmenso de la palabra

Comentarios

  1. Hola Andrés!!
    Oye que buen artículo, me parece interesante la exaltación que logras hacer de esta parte tan importante del aprendizaje de comunidad como lo son las conocidas tertulias ( tanto musicales , literarias, politicas etc)...
    Las tertulias son una forma muy agradable y enriquecedora de aprender acerca de muchas cosas o agregar temas ya conocidos,además estas te permiten la interacción con personas que saben mucho acerca del tema logrando así un mayor interés por los asuntos tratados y una claridad de cada hecho que preguntes en este espacio ...
    De nuevo coincido contigo también me considero una amante de las Tertulias....
    pdta: Hay que impulsarlas más porque en esta sociedad cada día hay menos de estos bellos espacios ....

    ResponderEliminar
  2. Gracias Manu, solo puedo decirte que tu eres una gran contertulia y creo dentro de poco haremos otra tertulia como la que inspiró este artículo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario