¿MÚSICA QUE ALIENA?


¿Es la música una herramienta de alienación de la población? Con esa pregunta se podrían plantear otros cuestionamientos a partir de géneros musicales específicos como por ejemplo la famosísima música popular, con lo cual no estoy diciendo que este género musical sea el único que genere enajenación. Solo la voy a tomar como ejemplo para hacer más que un análisis, una disertación sobre un tema que para mi gusto tiene muchísimos elementos para construir un debate.
¿Y por qué poner como ejemplo la música popular? Porque es un fenómeno contemporáneo de expresión popular, pero con unas características particulares que permiten realizar interrogantes para dar una posible explicación, o interpretación por lo menos a dichas particularidades, como por ejemplo el hecho que solo se aborde un tema que es el despecho, personalmente me causa mucha curiosidad el porqué en la música popular solo se haga alusión a estos temas, ¿Acaso no hay más temas sobre los cuales escribir? ¿O será que es una forma de evadir la responsabilidad que tiene el arte de expresar los sentimientos de la realidad de un país? O simplemente ¿Por qué en Colombia las formas de arte que más llegan a la población no plantean el tema del conflicto? Con lo anterior no estoy diciendo que lo malo de la música popular es no hable del conflicto, cada género escribe sobre lo que desee, sino que me parece falta de creatividad solo escribir acerca de un tema.
El tema de la alienación aparece precisamente en esa falta de creatividad mencionada anteriormente, ya que para hablar de amor y desamor no se necesita ser muy analítico de la realidad, y lo que esto genera es que mucha gente solo vea el amor y el desamor, eso desde mi perspectiva, esto no permite que los simpatizantes de este género musical vean la realidad del país más allá de llorar por un amor perdido, expresado en la música que escuchan todo el tiempo. Lo cual aliena, porque hace que la población olvide todo lo que le está pasando más allá del amor, y en un país como Colombia donde al ciudadano del común lo afectan muchas de las decisiones políticas y económicas, me parece extraño que la gente que hace la música para esa misma gente no exprese esos problemas.
Recientemente escuché a un defensor de la música popular mencionar una canción acerca de los secuestrados, del popular Johnny Rivera, para mostrarme que la música popular si hablaba de otras cosas diferentes al despecho, entonces me pregunto: ¿Será que se está empezando a cambiar la monotemática popular? ¿O es que el tema del secuestro ya lo hemos popularizado tanto que se hacen canciones por corresponder a una moda? No sé, pero lo que haya sido, hay que analizarlo, ya que hay un cambio y en una propuesta musical tan falta de iniciativa hay que resaltarlo.
Para volver a retomar el tema de la alienación producida por la música, hay que mencionar que la música es una muy buena estrategia para engañar la gente y hacerla olvidar de su realidad, lo cual es grave en países como Colombia donde todo el tiempo están sucediendo cosas que merecen ser analizadas y reclamadas, y la música así debería de expresarlo pero fenómenos como la música popular niegan esa posibilidad.
Por todo esto, no estoy de acuerdo con la música que solo plantea lo predecible, lo que todo el mundo ve, y por lo tanto la música popular me parece falta de creatividad y por no mencionar que musicalmente es pésima, pero desde mi perspectiva lo más grave es que no vea más allá del amor y el desamor.

Comentarios

  1. muy bien parcero, me gusta esta critica que refleja el sinsabor que deja un despecho que no se tiene.
    "sin pretensiones" pienso que aunque esa musica no refleja la identidad de nuestra region, si refleja la del sentido que pretende promover "el popular" sentido que se torna a una identidad impuesta con las trivialidades de colombia y que en ultimas se sobrepone a la verdadera identidad que para nosotros deberia ser........ pero que en realidad es como debe ser. asi respondiendo a su pregunta inicial de alienacion que en realidad se da como ud expone, pero que en ultimas es la gente quien se aliena y escoje.

    ResponderEliminar
  2. Voy a dejar claro, antes que nada, que no pretendo erigirme como defensor de la música popular; en realidad, poco me interesa el asunto. Lo que sí quería era comentar sus planteamientos, estimado sociólogo, porque me siguen pareciendo simplistas y generalizados. Así que aquí vamos:

    Uno empieza a leer el artículo con la esperanza de que le quede claro cómo es que la música popular “aliena” a la gente. No sé si haya dado cuenta, pero el uso de esa palabra es muy fuerte: alienar es “producir un proceso de transformación de conciencia”, y para ser sincero yo sigo resistiéndome a creer que la música –en cualquiera de sus géneros– sea el factor principal para ello. ¡Y menos la popular! Si habláramos del rock en los adolescentes –que es, digamos, una música rebelde en una época de inconformismo–, se lo creo. Ahí sí es un elemento de cambio y unión en ciertos grupos sociales. ¿Pero de la música de las cantinas? ¿Cómo puede eso cambiar la forma de pensar de la gente que la escucha si, como usted mismo reconoce, las letras son banales e intrascendentes? ¿Cómo va a modificar la precepción del mundo si siempre se toca el mismo tema –el desamor– y las líricas no dicen nada más?

    Ahí entramos en otro punto de desacuerdo que, además, me parece lugar común: que el arte tiene “la responsabilidad de expresar los sentimientos de la realidad de un país”. ¿Por qué? Es cierto que muchas veces la pintura, la literatura y la música son el espejo de una realidad; sin embargo, eso no significa que deban serlo en todo momento. Hay muchas obras en las que no hay reflejo de una realidad “política” y no por eso dejan de ser arte. ¿O sí? Piense en un cuadro de Miró. O si quiere se lo pongo en términos de música colombiana, aunque conozco poco: escuche una canción como “Quiero soñar contigo”, o “Veinte años menos” que en últimas hablan de amor y no de política. ¿No le parece entonces que se está contradiciendo?

    Creo que el problema se reduce a entender “realidad” como “conflicto” y no embarcarlo en una concepción más amplia.

    Y me perdona, pero después de toda esta cháchara usted echa el argumento más flojo de todos: “El tema de la alienación aparece precisamente en esa falta de creatividad mencionada anteriormente, ya que para hablar de amor y desamor no se necesita ser muy analítico de la realidad, y lo que esto genera es que mucha gente solo vea el amor y el desamor”. ¿Eso quiere decir, pues, que según usted si yo oigo despecho no voy a pensar en la realidad política? ¿Y es que acaso uno no lee, no ve televisión, no vive la violencia a diario? ¡No fregués! Personalmente me quedo esperando argumentos más sólidos para poder debatir. En todo caso, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno mi querido Martín creo que su comentario me va a dar más elementos para continuar el debate.

    Cuando planteo la alienación no es porque sea malo esciribir al amor y al desamor, sería desfachatez, a lo que me refiero es que se aliena a los individuos en la medidda que no se hable de otro tema, además tenga en cuenta que la gran parte de la población que escucha la música popular no tiene acceso a una educación generadora de una conciencia que le permita conocer otras formas de arte que puedan tener elelmntos constructores de la misma. Al mismo tiempo yo me atrevo a decir que la música es la forma de arte más popular debido que llega a todos los estratos sociales y a todos los niveles de educación y de allí la importancia que tenga una responsabilidad sobre lo que hace.

    Es por eso que el género de la música popular al no plantear un tema diferente a amor y al desamor genera alienación, debido a que muestra una realidad sesgada ya que omite otros elementos que hacen parte de lo cotidiano y es obvio que3 no necesaraimente tiene que hacer refencia al conflicto, sino que lo que yo estoy tratando de esbozar es que hablar de un solo tema es lo que genera alienación. Y cuando no hay acceso a formas de construcción de conciencia se torna problemático.

    ResponderEliminar
  4. Y para mi amigo del primer comentario, que no tengo el placer de saber quien es, quisiera resaltar algo con lo que concluye su comentario: "la gente quien se aliena y escoje" pues a mi me queda la duda que tanta posibilidad tienen algunos de escoger lo que escuchan, en tanto que es la única tendencia musical a la cual tienen acceso por lo tanto no siempre el individuo escoge que escuchar.
    Aunque hay que decir, que hay personas que si tienen posibilidad de escoger que escuchar y se quedan con esta opción aunque para casos específicos como para una fiesta o una noche de tomarse algunos aguardientes como hacen muchas de las personas que conozco que gustan de la música popular, y ahí me queda una pregunta que puede generar debate a y hasta una que otra "madreadita" ¿Ellos también están alienados?
    UN ABRAZO PARA MIS DOS AMIGOS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario